viernes, 17 de agosto de 2012

Siempre hay una segunda Opcion

MUY BUENOS DIAS.




           El titulo de esta la entrada de hoy es el que mejor define el libre alveldrio otorgado por Dios.

           y no es para menos, ya que pensando objetivamente siempre tenemos una segunda opcion por bizarra que parezca,La toma de decisiones consiste, básicamente, en elegir una alternativa entre las disponibles, de lo cual tengo que saber que algunas pueden ser transcendentes, es decir me pueden llegar a afectar por el resto de mi vida y no solo a mi si no también puede suscitarse en otras personas un ejemplo. En la mañana cuando aun estamos en la cama, y pensamos levantarnos para ir a estudiar o trabajar (tenemos otra opcion, ) y es quedarnos durmiendo. aunque quedarse en cama implique efectos negativos en ese dia.

         y este poder de decidir sobre nuestro destino no se queda ahi, sino que  todo  el dia, en todo momento estamos tomando descisiones las que elegimos entre una, dos , tres opciones, y todo eso determina el libreto que estamos realizando llamado vida.

        aunque para algunos parezca engorroso, muchas veces no tomamos la decicion acertada, la mas correcta, la que por logica y razonamiento debiera ser la elegida, en efecto a todos nos ha pasado, lo bueno es que el tiempo pasa y mientras podemos ir enmendando esas malas deciones.
 
       creanme cuando os digo que las decisiones mas difilciles que tomamos en nuestra vida son 3:

        1. Si aceptamos a nuestro señor jesucristo.
        2. La persona con quien nos casaremos.
        3. La carrera que desarrollaremos.

        Pienso que aun no decidiendo nada se esta tomando una opción , que es NINGUNA.
       y muchos se preguntaran y que hay de la decisión correcta como sabre cuando estoy en frente de ella, bueno aquí le dejo unos tips espero que sean de ayuda.


Toma la decisión en ayunas. Para tomar una decisión se recomienda no estar influenciado por factores externos, es decir, lo mejor es estar neutral. Las comidas, como por ejemplo los azúcares o los carbohidratos, influyen en nuestro estado de ánimo. Por esto es que un buen momento para elegir la opción es en ayunas.

Date el tiempo. Una decisión tomada en forma apurada o bajo presión raramente será una buena decisión.

Busca el espacio y el lugar. Para tomar una decisión importante necesitamos estar tranquilos y ojala libres de agentes distractores. Por eso, encuentra un lugar que te acomode y que te brinde la tranquilidad que requieres.

Has una lista de pros y contras. Cual Miranda de Sex and the City, siéntate y elabora una lista con todos los pros y los contras que tienen tus opciones de decisión. Esto siempre ayuda.

Busca consejos. Conversa sobre tu problema con alguien de confianza y valora su opinión y consejo, sin embargo no dejes que la toma de tu decisión dependa exclusivamente de esto.

Pon atención a tu intuición. Escucha tu yo interno, tus presentimientos, tus sensaciones, emociones y todas esas cosas en las que no creemos mucho. No todo es razonamiento.

No te paralices por el miedo. No dejes que el temor se apodere de ti y te impida tomar la decisión. Piénsalo bien y arriésgate, sea lo que sea, siempre habrá una salida.

No lo postergues. No dejes pasar mucho tiempo para escoger una opción, si es que se te presentó esa decisión en ese momento, es por que en ese momento es importante y así tendrá trascendencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada